Una treintena de inmigrantes ingresados en el hospital Virgen de la Caridad de Cartagena

Todos son asintomáticos y ocupan una planta del centro médico

MEDIOS | ORM

32 inmigrantes de los que llegaron en patera la pasada semana a las costas de la Región se encuentran ingresados en el Centro Médico Virgen de la Caridad de Cartagena tras dar positivo en Covid-19. Tal y como establece el protocolo, los casos con PCR positivos son directamente ingresados en un centro hospitalario y sus contactos tienen que guardar cuarentena. Son 275 los inmigrantes que permanecen en la dársena de Escombreras atendidos por Cruz Roja en unas carpas y custodiados por las fuerzas de seguridad.

El Servicio Murciano de Salud ha pedido la colaboración de dicha entidad concertada, por lo que el hospital ha ofrecido una planta para que los inmigrantes contagiados, asintomáticos por cierto, pasen la cuarentena totalmente aislados. No se puede acceder a los mismos ni tampoco ellos pueden relacionarse entre sí según el director del centro, José María Ferrer, quien además ha asegurado que no se ha producido ninguna llamada por parte de trabajadores del grupo a la Policía Nacional denunciando altercados con los inmigrantes. No obstante, los extranjeros si habrían actuado dando golpes a la puerta, una situación que se ha zanjado con la llegada de un intérprete. 

Desde el hospital, aseguran contar con todas las medidas necesarias para tratar los casos de coronavirus y restan importancia a la “segunda oleada” a la que apela el Gobierno regional. “Aquí en Cartagena no hay aumento de casos de ingresos sintomáticos”, afirma Ferrer.

Por su parte, el presidente de la Unión Murciana de Hospitales y Clínicas, Pedro Hernández, asegura que en el sector de la Sanidad Privada, la presión asistencial es similar a la que había antes de la situación COVID: “la presencia de los inmigrantes en algunos hospitales asociados al sector no supone una “presión extra”.

Hernández incide en la levedad que presentan los pocos casos existentes, que, además, se dan en personas jóvenes y sostiene que desde las clínicas privadas están muy preparados para afrontar una posible segunda oleada de coronavirus. Ahora conocen mucho mejor cómo actúa el virus y no hay escasez de equipos de protección primaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *