Totana regresa a la fase 1 flexibilizada, donde permanecerán una semana más Lorca y Jumilla

Así lo ha decidido el Comité de Seguimiento Covid-19 en la Región de Murcia de este lunes. En Totana hay una incidencia de 1.155 casos por cada 100.000 habitantes

El municipio de Totana vuelve a la fase 1 flexibilizada, lo que supone un nuevo confinamiento de la localidad tras el que sufrió en Julio y Agosto, debido a las tasas de contagio registradas en los últimos días. Así lo ha indicado en rueda de prensa el consejero de Salud, Manuel Villegas, tras la reunión del Comité de Seguimiento Covid-19 en la Región de Murcia. “La situación más delicada se encuentra en Totana, con una incidencia acumulada en los últimos 7 días de 1.155 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 209 de la media regional, por lo que se ha propuesto su vuelta a la fase 1 flexibilizada” , ha dicho Villegas.

El consejero ha recordado que en el anterior confinamiento de ese municipio,  las medidas tomadas entre el 20 de julio hasta el 10 de agosto “resultaron muy eficaces”. “Desgraciadamente tenemos que volver a ponerlas en marcha porque así nos lo han aconsejado nuestros técnicos, a pesar de los cribados realizados en empresas agrícolas de la zona”, ha indicado.

En el anterior periodo de confinamiento en Totana las medidas permitieron pasar de los 409 casos por cada 100.000 habitantes a 96. 

En la fase 1 flexibilizada permanecen cerradas las zonas interiores de bares y restaurantes, y se decreta el confinamiento de la población, que solo puede abandonar su municipio por motivos laborales o que estén justificados. 

Respecto a la situación de Lorca, donde se impusieron una serie de medidas específicas de carácter temporal para su casco urbano, aunque “se aprecia un descenso en la curva”, el Comité ha acordado proponer mantener una semana más las restricciones ante el número de casos registrados.

En el caso de Jumilla, se mantienen igualmente las medidas acordadas en la Orden del 24 de septiembre para “conseguir que la curva siga descendiendo como lo está haciendo en estos últimos días”, tras la aplicación de las restricciones, que se prorrogarán hasta el 7 de octubre.

Según el consejero, en el municipio de Lorquí, uno de los afectados por la Orden del 23 de septiembre, ya se aprecian los “efectos” de las pautas establecidas, al registrar una reducción de la tasa de incidencia hasta acercarse a la media regional. Esto ha permitido que se inicie este lunes el curso escolar “en mejores condiciones”.

“CERCA DE LA CONTENCIÓN”

En la Región de Murcia la incidencia en la última semana ha descendido hasta llegar a los 209 casos. Es un buen dato que hace pensar que si siguen así las cosas estemos cerca de la contención.
 
Una contención en la que la realización de PCR resulta vital. De algo ayudarán los test de antígenos presentes ya en los centros de salud de Jumilla, Lorca y Totana y que se van a extender a lo largo de la semana al resto de la región pero sólo para pacientes con síntomas.
 
Unos test que irán a una atención primaria que acumula una enorme carga de trabajo ya que en ese sistema mixto de rastreo los médicos están ejerciendo de rastreadores. El consejero Villegas reconoce que esa situación ha provocado que los pacientes covid hayan quedado en un segundo plano pero asegura que una vez se vayan incorporando más rastreadores mejorará la situación de los facultativos. Hay 320 personas más en rastreo en esta segunda oleada Covid-19 a los que se suma un centenar de militares y 25 personas más que se incorporarán próximamente.

Por su parte, el alcalde de Lorca Diego José Mateos ha pedido un esfuerzo más a los lorquinos para tratar de conseguir una disminución de los casos de coronavirus en la ciudad, manteniendo las medidas de restricción de movilidad y aforos una semana más. Mateos ha mantenido una reunión en la Consejería de Salud Pública donde ha conocido una reducción de los casos del 25% durante la última semana. 

Hoy también ha entrado en funcionamiento el nuevo punto Covid de Ifelor, que sustituye a los del Campillo y San Diego, donde se esperan hacer hasta 800 pruebas diarias. Esta cifra será posible con la implantación de los nuevos test de antígenos que van a empezar a utilizarse a finales de semana, una vez que los sanitarios reciban la formación adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *